La naturaleza una vez mas nos muestra sus bondades y nos recompensa con abundancia por trabajar la tierra con pasión y cuidado, y permitiendo que disfrutemos de ese gran esfuerzo realizado.

La cosecha más grande que hemos obtenido desde que plantamos un huerto en el hogar, es una lluvia de Ajíes que continúa dando sin parar.

Aparte de su tamaño, también su belleza.

Esta es mi entrada para la categoría #ColorChallenge y el concurso de fotografía lunes rojo de @kalemandra
Todo el contenido y las fotografías son de @sampraise tomadas con una Nikon COOLPIX L820

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *